Comienza el año 2021 con estos propósitos nutricionales


Compartir

Siempre que comienza un año, comenzamos con propósitos nutricionales, pero… ¿por dónde empezar? 

Desde Nutrición en casa, te proponemos sencillos pasos para que obtengas resultados satisfactorios y duraderos en el tiempo:

Punto nº1: NO COMAS MENOS, COME MEJOR:

No hace falta empezar a comer como un exceso de restricción, ni con los platos más pequeños que tengamos en nuestra vajilla. El primer paso es COMER MEJOR y con eso nos referimos a darle sitio en cada comida a alimentos de verdad como las verduras, ensaladas, frutas, legumbres, pescados o huevos, y dejar de consumir alimentos procesados o altamente procesados como embutidos o fiambres, platos preparados, refrescos, snacks salados o dulces, postres lácteos, etc. Tras eso, individualizaremos más las cantidades según los requerimientos energéticos y el contexto de cada uno.

Punto nº2: INTRODUCE VEGETALES Y FRUTAS EN CADA COMIDA:

Los vegetales y las frutas son nuestro mejor legado; nos ayudan a perder peso y sacian nuestro apetito gracias a su alto contenido en fibra. Son nuestra mayor fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, los cuales favorecen la prevención de enfermedades crónicas. Por ello, que este año no falten en cada una de tus comidas y que estén presentes en una proporción importante respecto el resto de alimentos.

Punto nº3: ¡COME LEGUMBRES!:

Son las grandes olvidadas. Las legumbres presentan un perfil nutricional muy completo porque además de aportarnos carbohidratos de absorción lenta, contienen un alto contenido en fitoquímicos en su composición que nos modulan favorablemente en nuestro organismo y microbiota intestinal (exacto, nuestras bacterias). No hace falta que siempre se cocinen en guisos (que también, un guiso de legumbres con vegetales es una comida estupenda), sino que también se puede presentar en ensaladas o salteados con verduras y especias, utilizando las legumbres de conserva si andas con prisas. Son una opción rápida, sencilla, económica y completa para nuestra alimentación.

Punto nª4: NADA DE DETOX. SÉ CONSTANTE:

Seguramente te encuentres o leas anuncios que te ofrezcan la panacea para lograr tu peso ideal y detoxificar tu cuerpo tras el periodo de Navidad de una forma rápida y sencilla. Nada más lejos de la realidad. Tenemos un organismo inteligente, que cuenta con un hígado y unos riñones que ya nos detoxifican de manera diaria y hacen su trabajo perfectamente. Por lo tanto, te recomendamos que simplemente mejores tus hábitos y cuides tu entrenamiento y tu alimentación. Sé constante, ahí está la clave.

Punto nº5: NO DEJES TU SALUD AL AZAR, PLANIFICA:

Está demostrado que las personas somos especialistas en postergar cosas o situaciones hasta que se nos olvida nuestro propósito, por lo que te recomendamos que ANOTES TODO y planifiques. Anota en tu lista de la compra únicamente los alimentos que necesitas de verdad, de esa forma irás al mercado con los deberes casi hechos y no tendrás que improvisar y comprar alimentos realmente innecesarios o menos saludables por el simple hecho de “pasear” mientras compras. Si anotas tus comidas y además tienes opciones rápidas o ya las dejaste preparadas y refrigeradas, poco espacio dejaremos a la improvisación y a tomar elecciones no saludables.

Si tienes dudas sobre cómo comenzar a planificar, saber elegir correctamente en el supermercado y gestionarte tu semana y comidas para llevar un estilo de vida saludable, contacta con un profesional dietista-nutricionista, desde Nutrición en Casa podemos ayudarte. Te asesoraremos y planificaremos paso a paso para que puedas lograr tus objetivos y propósitos diarios. Esperemos que estos pasos os ayuden a comenzar con buen pie el año 2021 y de la mejor manera posible, siendo saludables.

Comparte en :Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *