Geriatría


Los geriátricos o los adultos mayores, población envejecida, tienen necesidades alimenticias especiales que se deben cumplir, sus requerimientos nutricionales han cambiado, necesitamos realizar una valoración nutricional para asegurar la salud y el bienestar. Necesitan menos calorías, ya que su requerimiento de energía disminuye con la edad.
Podemos sintetizar los cambios nutricionales de la siguiente forma:

Menor requerimiento energético:

  • -Pérdida de masa muscular.
  • – Menor actividad física.

Mayores requerimientos proteicos:

  • – Menor tasa de síntesis proteica.

Mayor necesidad de micronutrientes:

  • -Mayor dificultad para la absorción de vitaminas y minerales (p.ej., calcio y hierro).
  • -Pérdida de la función inmunológica, parcialmente corregible con antioxidantes (p.ej.,
    Zinc, Vit C y E).
  • -Menor síntesis cutánea de Vit D.
  • -Peor utilización de los metabolitos de las vitaminas D y B.
  • -Tendencia a la gastritis atrófica con dificultad para la absorción de B-12, Ác. fólico, hierro, calcio y zinc.
  • -Pérdida de estrógenos en la mujer con mayores necesidades de calcio y Vit D.

Mayor necesidad de fibra

  • -Pérdidas en la función motora del tubo digestivo.

Mayor necesidad de agua:

  • – Por reducción en su cuantía a nivel intra y extracelular.
  • – Por limitación progresiva del mecanismo de la sed.

Tendencia a limitar la ingesta:

  • -Por pérdida en los sentidos olfatorio y del gusto.
  • -Por alteración en los neuropéptidos que controlan las sensaciones de apetito y saciedad.
  • -Por alteraciones en la boca (dentición y saliva).
  • -Por problemas sociales (adquirir alimentos, prepararlos e ingerirlos).
  • -Dietas en paciente polimedicado